GRANDER belebt Wasser, Menschen und ihre Lebensräume
 
 
Grander International | Johann Grander | Cómo empezó todo | El descubrimiento del agua

El descubrimiento del agua
La naturaleza fue la mejor maestra.

De esa forma, Johann Grander empezó a observar el agua de cerca y a ponerla en relación.

Prosiguiendo sus investigaciones, Johann Grander se dío cuenta de que la corriente energética que producian sus generadores magnéticos tenia una influencia sobre el agua otorgándole cualidades específicas. 

Poco a poco, se fue dando cuenta de que las dificultades encontradas para patentar su descubrimiento inicial pretendían orientarle hacia investigaciones sobre el elemento agua. De ahí que Johann Grander empezó a observar con más interés el agua en interacción con sus generadores magnéticos. 

La mayoría de sus descubrimientos se basan en la intuición y la observación de la naturaleza. Pero, ahí interviene también una ayudante fundamental gracias a su instinto superior al de las personas, la gata de la familia Grander, la que ayudó a encontrar el camino. Ella fue, la que, por su conducta fuera de lo normal, llamó la atención de Johann Grander sobre el agua "revitalizada" - la gata tan sólo quería beber de aquella agua. 

Pronto, Grander se dió cuenta de que la combinación de sus generadores magnéticos con el agua hacía surgir un fenomeno "extraordinario". Constató a través de sus experimentos, que las cualidades, o más bien, las informaciones que su corriente energética proporcionaba al agua, eran también transmisibles a otras aguas, incluso sin contacto directo. 

Esta constatación es el principio fundamental de la revitalización del agua GRANDER. 

 
© 2014 Grander, Web Development by powerdesign